Educación sentimental para la niña de tus ojos

Lisboa, Crónica Anedótica.(1930). Leitão de Barros



Lisboa, Crónica Anedótica.(1930).Leitão de Barros. Sinfonía Urbana

En Lisboa, Crónica Anedótica (1930), tres años posterior al Berlin: Die Symphonie der Großstadt, de Walter Ruttmann, esa cinta clave y referencial dentro de, llamémoslo así, las sinfonías visuales en torno a la gran urbe o Sinfonías Urbanas,  nos hallamos ante una declaración de amor a la capital donde el Tajo vierte al océano sus aguas, a la ciudad de Pessoa y de las costanillas con y sin trepantes y serpenteantes tranvías, que decenios después recibiría los piropos del Wenders de Lisboa Story (1994) y del Tanner de En la ciudad blanca (1983) y Réquiem (Lissaboner Requiem, 1998). Leitão de Barros es en su tierra natal casi una institución, respetado por la industria, valorado en el mundo de la cultura y destacable, entre muchos más motivos, como vanguardista del verismo realista en el muy documental período mudo del séptimo arte de Portugal, característica igualmente certificable en el oporteño Oliveira con Douro, Faina Fluvial, de 1931. SombrasRecobradas

Los trabajos de mayor interés de finales de los años 20 tienen la firma de Leitão de Barros, que tras un “interregno” cinematográfico, durante el cual se dedicó al teatro, reapareció con tres brillantes realizaciones, que podría decirse, cierran con llave de oro el periodo de cine mudo portugués.

Lisboa, Crónica Anedótica.(1930).Leitão de Barros. Sinfonía Urbana
Nazaré, playa de pescadores, de 1927, combina de modo admirable el espacio geográfico con los sentimientos y las emociones de la comunidad de pescadores. En esta película, Leitão de Barros juega brillantemente con las posibilidades estéticas del blanco y negro, relacionando la claridad a las casas, a la arena de la playa y al cielo, y el negro a las ropas de los pescadores y a las redes.

Dos años después en Lisboa, crónica anecdótica, Leitão recurre a nombres conocidos del teatro de revista portugués para retratar la vida cotidiana de la ciudad.


En 1930, para Maria do mar, Leitão de Barros optó esencialmente por trabajar con actores aficionados y habitantes de Nazaré, con el propósito de dar mayor realismo a las escenas de una película que combina la ficción con el documental.


Influenciado por el cine soviético, el director utiliza grandes planos y “dibuja” los personajes con un sentido estético y una sensualidad raros en el cine portugués e incluso en el internacional de aquella época. La vanguardia intelectual se va dejando seducir y cada vez es mayor su apoyo al arte del cine, sobresaliendo los artículos que publica la revista literaria Presença, en especial los firmados por el escritor José Regio (1901-1969). Cine Portugues Breve Historia


En Lisboa, Crónica Anedótica, Leitão de Barros filma los ciclos vitales -de la infancia a la vejez- de una forma espiritual y bella. Rostros y cuerpos son retratados con profundidad y sensualidad. Es un esteta voyeur que vampiriza el impulso erotico de hombres y mujeres lisboetas, pero sin privarles de su energia ni, mucho menos, su alma. Al fin y al cabo, el autor es tambien un humanista, con todo el peso historico y estetico que la palabra contiene. Cruzando barrios y estractos sociales, presenta a varios personajes anonimos de la capital, en primeros planos que resaltan toda la expresiva personalidad de sus rostros. En otros momentos, cuando se trata de planos generales, como en la espantosa secuencia de las Fuerzas Armadas, los movimientos adquieren un tono coreografico no superado hasta hoy en el cine portugues. En estas escenas, el efecto de Ralenti viene a subrayar la belleza plastica del acto: los marineros de la Escuela Naval son elevados, en sus simples tareas diarias -tras ser capturados de forma voyeur y verista por la camara y tras un dinamico montaje-, a la categoria de Héroes clasicos, con la dimension escultorica de los cuerpos atleticos y en los coreograficos y marciales movimientos colectivos. Recueda aqui a Einsenstein tanto como en el resto de la pelicula es Vertov el inspirador, influenciado ademas por las vanguardias alemanas y francesas de la epoca. Leitão de Barros usa a Lisboa y a los lisboetas como materia prima para construir un film artistico, simultaneamente lirico y epico, original Sinfonía de una capital con fuertes marcas identitarias. jovens do Restelo
IMDB 

Las Sinfonías Urbanas (1921-1934) en Doctor Ojiplático
Las sinfonías urbanas (city symphony) son un subgénero dentro del documental clásico de los años 20 y 30 surgido como resultado del interés mostrado por algunos movimientos de vanguardia por el uso de los códigos formales del cine de ficción
Este tipo de documentales se desarrollan en un espacio de tiempo limitado (generalmente, 24 horas) y analizan los diversos aspectos que conforman la vida cotidiana de las diferentes clases sociales que pueblan las ciudades desde un punto de vista comunitario (no íntimo o doméstico, sino “social”, como el transporte, el trabajo, la calle, los restaurantes o la vida nocturna).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

ir arriba